Close
Los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina: cómo saltarse las colas y otros trucos útiles para tu visita

Los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina: cómo saltarse las colas y otros trucos útiles para tu visita

¿Quieres visitar los Museos Vaticanos sin perder tiempo haciendo cola? ¡Aquí tienes nuestros consejos prácticos!

Con más de 70.000 obras de arte, 42.000 metros cuadrados y más de 5 millones de visitantes al año, los impresionantes números de los Museos Vaticanos sin duda justifican el esperar en la cola durante incontables horas para visitarlos. Los Museos Vaticanos fueron fundados por el papa Julio II en el siglo XVI después del famoso grupo escultórico de Lacoonte y desde entonces han recibido colecciones y tesoros de todos los Papas posteriores. Hoy en día, puedes admirar maravillosas esculturas antiguas en los Museos Vaticanos como el Apolo de Belvedere y famosos cuadros como La escuela de Atenas. Cruzando las fabulosas galerías, todas únicas y caracterizadas por un elemento artístico particular, como la de los Tapices y la de los Mapas, llegarás a la increíble Capilla Sixtina.

Unas cuantas horas de cola pueden parecer un pequeño precio que pagar por tanta belleza. Por suerte, hay modos de evitar perder tu valioso tiempo y disfrutar al máximo la visita a los Museos Vaticanos. Aquí tienes todos nuestros consejos.

1. Sáltate las colas

La mejor manera de ahorrar tiempo es comprando una entrada sin colas: después de comprar la entrada, asegúrate de imprimir el comprobante y de presentarlo a seguridad junto con un documento de identidad válido. Solo tendrás que esperar en la cola un poquito por los controles de seguridad obligatorios a la derecha de la entrada principal, que se reserva para los que han reservado con antelación. Después de pasar por el detector de metales (donde puede ser que te hagan dejar el bolso o la mochila) ya puedes dirigirte a las “Casse Online and Groups”, donde podrás empezar tu visita. Acuérdate de llegar a la hora, ¡ya que si no puedes perder la oportunidad de saltarte las colas!

2. Elige la mejor hora y fecha para programar la visita

Los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina están abiertos al público de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde; también están abiertos el último domingo del mes de 9 de la mañana a 2 de la tarde, siempre y cuando no coincida con un día festivo como Navidad, San Esteban, Pascua, San Pedro y San Pablo, en los que la entrada es gratuita. A partir de abril de 2018, ya es posible visitar los Museos y la Capilla Sixtina todos los viernes de 7 de la tarde a 11 de la noche. Recuerda que siempre se pide a los visitantes salir del hall 30 minutos antes de que el museo cierre.


Museos Vaticanos

3. Guárdate como mínimo medio día para la visita

Como seguramente ya te imaginas, las colecciones de los Museos Vaticanos son enormes: tómate todo el tiempo que necesites para admirar las obras de arte sin tener que ir corriendo de una sala a la otra. Asegúrate de tener al menos medio día para visitar los Museos Vaticanos (o hasta todo un día, si realmente quieres admirar los detalles de cada obra) y no programes visitar ningún otro museo el mismo día. En lugar de esto, planea un paseo tranquilo por el río Tíber después de la visita.

4. No te olvides de visitar la Basílica de San Pedro

¡No te desanimes con las colas infinitas en la entrada de la Basílica de San Pedro! En la última sala de los Museos Vaticanos, en el extremo derecho de la Capilla Sixtina, hay un pasillo largo a través del que puedes acceder a la Basílica sin pagar, sin tener que pasar los controles y las colas de nuevo.


Grupo escultórico de Lacoonte

5. Viste adecuadamente

En Roma las temperaturas pueden llegar a ser muy altas, especialmente durante el verano. Aun así, sería una lástima no poder hacer la visita por llevar ropa inadecuada. Para visitar los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro (y todos los lugares sagrados en general), acuérdate de que debes llevar pantalones o falda larga y una camiseta que te tape los hombros. Si el clima romano no permite ponerse este tipo de vestimenta durante el día, lleva una camisa o un chal en el bolso y póntelo en la entrada.

6. No lleves comida

No te preocupes, ¡no hay peligro de pasar hambre durante la visita! Aunque está prohibido entrar comida y bebidas dentro de la Capilla y de los Museos, hay un montón de opciones para comer por el camino. Entre ellas, te recomendamos el Bistrot della Pigna, en el encantador Cortile della Pigna, y la Caffetteria delle Carrozze que mira al Cortile Quadrato y la Pinacoteca Vaticana; para algo más contundente, puedes comer en el restaurante autoservicio ubicado dentro de los Museos.


Estancias de Rafael

7. Apaga el flash de la cámara o smartphone

Puedes hacer fotos para llevarte a casa un trozo de las maravillas de los Museos Vaticanos, ¡siempre y cuando lo hagas sin flash! El esplendor de la Capilla Sixtina, sin embargo, solo quedará grabada en tu memoria, ya que una vez entres en ella, las fotos están prohibidas.

8. Ve preparado

La cantidad de obras de la colección los Museos Vaticanos es probable que te deje desorientado. Es bueno leer un poco antes sobre la historia e información útil acerca de las obras que verás durante la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close