Close
Comida típica de Austria: 10 platos que deberías probar

Comida típica de Austria: 10 platos que deberías probar

Desde el conocido escalope vienés hasta las crepes rellenas de mermelada de albaricoque, Musement recopila 10 platos imprescindibles de comida típica que debes probar sí o sí en Austria.

Tanto si visitas la capital del país, como si sigues los pasos de Mozart en Salzburgo o si decides explorar los majestuosos Alpes, puedes estar seguro de que no pasarás hambre. Sigue leyendo para descubrir los mejores platos de la gastronomía austríaca que podrás saborear en cualquier rincón del país.

1. Escalope vienés (Wiener Schnitzel)

El escalope vienés es, sin duda, el plato nacional. La famosa chuleta de ternera empanada llegó a Austria, probablemente desde Italia, a finales del siglo XIX, y desde entonces es una de las comidas más típicas del país.

2. Tarta Sacher (Sachertorte)

Este denso pastel de chocolate, cubierto con una capa de mermelada de albaricoque y recubierto de chocolate negro, es uno de los postres más emblemáticos del país. En Viena hay muchos lugares donde se puede degustar la tarta Sacher, pero se dice que la versión de los hoteles Sacher de Viena y Salzburgo es la receta original.

3. Strudel de manzana (Apfelstrudel)

El strudel de manzana, un producto típico del Imperio austrohúngaro, se puede encontrar en toda Europa, pero sus raíces se encuentran en Austria. La masa, parecida a la masa filo, se estira y se rellena con manzana y canela. ¡Disfruta de un buen trozo de esta tarta en uno de los cafés históricos de Viena!

4. Knödel

Estas albóndigas de pan y patatas son el acompañamiento perfecto para sopas o platos de carne. La popular guarnición también puede disfrutarse sola, ya que existen una gran variedad de versiones con sabores dulces y salados.

5. Belegte Brote

Los «bocadillos abiertos» son populares en todo el mundo, y Austria no es una excepción. El Belegte Brote es un tentempié muy típico, y se prepara con una rebanada de pan de centeno cubierta con puré de verduras, puré y fiambre o ensalada.

6. Speck

El speck austriaco es ligeramente diferente del jamón italiano ahumado, conocido también como speck. Actualmente en Austria existen dos variedades con indicación geográfica protegida: Gailtaler y Tiroler.

7. Käsekrainer

Los amantes del street food no pueden irse de Austria sin probar las Käsekrainer, las salchichas rellenas de queso emmental y ahumadas con madera de manzano. Si te encuentras en Viena, uno de los mejores lugares para saborearla es en el puesto de salchichas que hay frente a la ópera. En los puestos de comida callejera, suelen servirla con pan y mostaza o cortada en rodajas. ¡Ambas opciones son deliciosas!

8. Goulash

De origen húngaro, el goulash se hizo un hueco en la cocina austriaca a finales del siglo XIX. Aunque hay muchas variedades de este contundente guiso con carne, verduras y especias, una de las más populares es, sin duda, el saftgulasch, preparado con carne y cebolla. No te sorprendas si te lo sirven con una guarnición del ya mencionado knödel.

9. Sopa de calabaza (Kürbis suppe)

La sopa de calabaza, que tiene sus raíces en el estado de Estiria, es popular en todo el país. Suele servirse con un chorrito de aceite de semillas de calabaza de color verde oscuro, una especialidad local. En los días de frío, esta sabrosa sopa es un plato ideal para entrar en calor.

10. Palatschinken

Las crepes austriacas, un poco más gruesas que las francesas, se sirven rellenas con mermelada de albaricoque, enrolladas y espolvoreadas con azúcar en polvo: ¡un auténtico manjar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close